CLÍNICA MARAL
Medicina Estética, Cirugía Estética y Trasplante Capilar

Ácido hialurónico




El ácido hialurónico es un glicosaminoglicano no sulfatado que está presente de forma natural en todos los organismos vivos, y es un componente universal de los espacios extracelulares, de ahí su prácticamente inexistencia de reacciones alérgicas a su inyección en el tejido.

Entre muchas de sus funciones destaca la hidratación de la piel, y la mejora de la suavidad y firmeza de ésta.

Con el ácido hialurónico en Medicina y Cirugía Estética podemos hidratar, dar forma, aumentar volumen, corregir arrugas e incluso mejorar cicatrices.

 

Con el ácido hialurónico en Medicina y Cirugía Estética podemos hidratar, dar forma, aumentar volumen, corregir arrugas e incluso mejorar cicatrices.
Con ácido hialurónico podemos tratar cualquier arruga facial, así como perfilar o aumentar el volumen de los lábios, conseguir unos pómulos más definidos, rejuvenecer los lóbulos de las orejas, recuperar el aspecto juvenil de genitales(labios mayores), mejorar la firmeza y la hidratación de cara, cuello, escote y manos de forma global, e incluso agrandar el punto G para aumentar la satisafcción sexual femenina.
Su uso no tiene contraindicaciones importantes aunque en la primera visita con nuestros especialistas se descartará cualquier posible contraindicación al tratamiento.
El ácido hialurónico es biodegradable y reabsorbible, por lo que la duración del resultado obtenido después de la aplicación oscila entre los 12 y 18 meses, y se realiza en una unica sesión que no suele durar más de media hora, si bien puede ser necesaria una segunda sesión pasado un mes aproximadamente.
La inyección de ácido hialurónico a nivel facial no suele precisar de anestesia salvo si vamos a tratar los labios o la zona perilabial, debido a que es una zona muy sensitiva, que requiere antes de su inyección la aplicación de anestesia tópica o local.
Posteriormente al tratamiento puede aparecer un ligero eritema (rojez), inflamación y ocasionalmente algún hematoma.