CLÍNICA MARAL
Medicina Estética, Cirugía Estética y Trasplante Capilar

Cirugía íntima


Por motivos genéticos, congénitos o por el paso del tiempo, la zona íntima femenina puede verse modificada provocando un aspecto inestético y una disminución de la satisfacción sexual. La medicina y cirugía estética genital te ayuda a rejuvenecerla para que recuperes tu autoestima y tu sexualidad.

AUMENTO DEL PUNTO G

El punto G de la anatomía femenina es una zona muy erógena que se encuentra situada en la pared anterior de la vagina.
El aumento del punto G consiste en infiltrar ácido hialurónico en esta zona para agrandarlo y de esta forma dejarlo más accesible al contacto en las relaciones sexuales, aumentando en consecuencia la gratificación y la satisfacción sexual femenina.
El aumento del punto G es un procedimiento que se realiza en menos de una hora y bajo anestesia local por lo que la paciente puede reincorporarse a su ritmo de vida habitual inmediatamente.
Como precaución posterior al procedimiento se recomienda no mantener relaciones sexuales en los siguientes 2-4 días.
Está indicado en cualquier mujer que quiera mejorar su sexualidad.

PLASTIA DE LABIOS MENORES

El aumento del tamaño de los labios menores, que en ocasiones es considerado inestético, puede además producir molestias, no únicamente al mantener relaciones sexuales, también puede producirlas en el deporte o incluso al vestir.
La labioplastia o reducción de los labios menores consiste en realizar una corrección mediante resección de la piel sobrante de los labios menores que se han desarrollado excesivamente o que son asimétricos.
Se realiza mediante una cirugía ambulatoria, con anestesia local y sedación, de 30-60 minutos, y de rápida recuperación, consiguiendo de forma permanente unos labios menores armónicos, simétricos y de menor tamaño, sin pérdida de la sensibilidad.


HIMENOPLASTIA O RECONSTRUCCIÓN DEL HIMEN +info

La himenoplastia o reconstrucción del himen consiste en restaurar la fina membrana que recubre la entrada de la vagina.

El himen suele romperse por actividad sexual aunque hay otras causas como puede ser practicando deportes, poniéndose un tampón o incluso de forma espontánea.

La reconstrucción del himen, que puede hacerse de forma ambulatoria con anestesia local, consiste reconstruir el himen a partir de las carúnculas o vestigios membranosos. La intervención suelo durar una hora aproximadamente siendo posible presentar un leve sangrado durante las primeras 24-48 horas. Se emplean hilos de sutura reabsorbibles que no precisan retirarlos posteriormente. Es importante no tener ningún tipo de actividad sexual o ejercicio muy intenso durante el primer mes.